martes, 11 de abril de 2017

Cómo elegir nuestra gargantilla ideal

Se trata de uno de nuestros accesorios favoritos. Las gargantillas son un complemento ideal para lucir con vestidos o camisetas que cada vez son más habituales en nuestros looks debido al buen tiempo, pero hay que saber elegir correctamente la que más encaja con nuestro estilo teniendo en cuenta una serie de aspectos imprescindibles.





  • Ten en cuenta el ancho y el largo de tu cuello. Si tu cuello es largo y esbelto, le sacarás mucho partido a las gargantillas anchas y además podrás lucirlas con pedrería y más detalles. En el caso contrario, los cuellos anchos y cortos se adaptan mejor a las gargantillas delgadas.


  • Después, decide el tipo de detalles que te gustan. Las posibilidades son amplias y hay estilos para todos los gustos. Desde diseños más arriesgados a gargantillas más simples: gemas, lazos, lágrimas, figuras... Para gustos, los colores.


  • ¡Piensa en con que las vas a combinar! Sobre todo si la camiseta o vestido tiene escote o cuello V. Si llevas cuello alto evita ponerte una gargantilla que caiga encima de la prenda porque produce que tu cuello se vea muy abultado. Tampoco te olvides de los colores de tu atuendo y tus accesorios. Si eliges una gargantilla de un color que combine con tu ropa, lucirá mucho más.


  • Por eso mismo, debemos de tener presente qué ropa llevamos y, lo que es más importante, el escote que lleve nuestro conjunto, porque no todos los collares ni todas las gargantillas nos sientan igual de bien. Así que, ¡cuidado con lo que te pones!:


  • Escote strapless: Este tipo de escote ofrece múltiples posibilidades, desde un collar sencillo hasta una gargantilla más recargada, lo único que debes de tener presente el color de tu piel.
  • Escote bote: Para el escote bote lo que mejor nos sientan son los collares sencillitos y no muy recargados, ya que favorecen a estilizar la figura de nuestro cuello sin recargarnos de accesorios.
  • Escote tortuga: El tortuga nos da la posibilidad de utilizar collares más recargados, pero ¡ojo!, no olvides que el color de tu piel influye mucho a la hora de escoger complementos. Combínalos con inteligencia.
  • Escote con tirantes: Para este escote lo ideal es utilizar un collar más recargado y, a ser posible, que cubra el ángulo del escote. Eso sí, para un óptimo aprovechamiento siempre debe posarse sobre la piel. ¡No lo olvides!

Como siempre, esperamos de corazón que os haya gustado el post y ojalá que os sea de mucha utilidad.

¡Que paséis una magnífica Semana Santa!

¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Síguenos!