viernes, 7 de abril de 2017

Mantente 'on fit' sin salir de casa

¡Buenos días! Si el otro día os traíamos un post con consejos sobre cómo mantenernos constantes con nuestra rutina de ejercicios, hoy os aconsejamos una serie de actividades que tienen una cosa en común: ¡se pueden hacer en casa! No necesitarás más que tu propio cuerpo para ejercitarte y que te queden mejor las camisas o vestiditos veraniegos evitando la pereza de tener que ir al gym con este buen tiempo. Allá van nuestras recomendaciones:



  • Elevación de pelvis: Para este ejercicio lo primero que tenéis que hacer es tumbaros boca arriba con las rodillas semiflexionadas y los pies y las manos posadas sobre el suelo. A continuación, eleva la pelvis lo que puedas tratando de apoyarte únicamente sobre tus omoplatos. Si te es muy sencillo el ejercicio, eleva en el aire una de las dos piernas, así seguro que la cosa se complica un poquito más.
  • Tríceps: Lo único que necesitas es una silla, pero no para sentarte. Sitúate sentado próximo al borde, sujetando la con las manos mirando hacia delante y los talones apoyados sobre el suelo. Posteriormente, con la espalda recta, flexiona y extiende los codos unas 10-15 veces por serie. ¡Verás que bien funcionan!
  • Sentadillas: ¡Un ejercicio clave! Son simples, ya que las puedes realizar sin ningún tipo de elemento como ayuda, y porque el movimiento es muy sencillo. Muy importante para hacerlas correctamente: al bajar, mantén la cadera atrás, baja como un bloque y siente el peso en los talones. Las rodillas tienen que estar siempre en línea recta con tus talones, mientras que los pies deben estar paralelos y abiertos a la anchura de los hombros. Fácil, ¿no?
  • Fondos: son muy positivos, ya que en ellos intervienen muchas partes de nuestro cuerpo. Para hacerlos lo mejor posible ubica tu cuerpo en línea recta, sin que sobresalga el trasero. A continuación, trata de acercar el pecho al suelo para seguidamente volver a separarlo. Repite el proceso las veces que puedas, pero no más de unas 15-20 por serie.
  • Zancadas: ¡Para endurecer glúteos! Coloca los pies separados a la anchura de los hombros y después adelanta una de tus piernas y baja manteniendo el peso en el talón de la misma para mantener el equilibrio. Es muy importante subir volcando el peso de tu cuerpo en tu talón para que realices las zancadas correctamente. Haz varias series con cada pierna. También puedes añadir más peso y exigencia al ejercicio mediante el uso de mancuernas.
  • Abductores: Para este ejercicio solo necesitarás una colchoneta y tu propio cuerpo. Recuéstate sobre un lado de tu cuerpo y mantén la cabeza apoyada mientras el otro queda apoyado en el suelo como punto de equilibrio. Eleva la pierna superior hasta la altura de la cadera y repite en varias ocasiones. ¡Haz varias series con ambas piernas y notarás la mejoría!
  • Transversales: Tumbada boca abajo en una colchoneta, apóyate sobre tus antebrazos, trata de sostener tu cuerpo paralelamente al suelo, ayudándote de las puntas de los pies. Haz intervalos de 20-30 segundos, verás que no cuesta mucho y poco a poco irás viendo los resultados. Con este ejercicio podremos reducir esos centímetros de cintura que no nos gustan nada.
¡Esperamos que os sirva de ayuda nuestro post! Pero no lo olvidéis, no hay ningún ejercicio que sea mejor o más importante que otro; el único ejercicio que debéis practicar si o si es el de sentiros bien con vosotras mismas. Dicho esto, ¡qué paséis un magnífico fin de semana!


¿Quieres estar al día de nuestras novedades? ¡Síguenos!